como superar el duelo

La muerte es una etapa más de la vida. Es una consecuencia inevitable del proceso vital, de los años de vivencias y experiencias que pasamos, que antes o después llega a su fin y que en el camino toca de lleno no solo a quien lo vive en primera persona, sino a todos sus seres queridos. Cuando se inicia un proceso de duelo, pese a que la forma de sentirlo y afrontarlo es siempre parte del espacio privado de cada persona, hay algunas máximas que pueden ayudar a llevarlo de una forma mejor. Existen vías para superar activamente el duelo.

Superar activamente el duelo implica que aquellas personas que hayan perdido a alguien cercano y querido de forma reciente traten de tomar las riendas de sus emociones para superar los momentos complicados que puedan avecinarse. Es decir, pese a que una de las frases más recurrentes en estos casos es la de que “el tiempo lo cura todo”, puede optarse por no vivir el duelo mirando cómo avanza el reloj y esperando que los malos momentos se esfumen por pura inercia, sino con

El duelo, a través de sus fases, suele transcurrir para todas las personas que lo experimentan por un camino con las mismas paradas, aunque distintas frecuencias. Cuando perdemos a un ser querido lo primero que sentimos es un shock: enterarnos de su fallecimiento es un inevitable impacto emocional, que en un primer momento puede ser complejo de asumir y que incluso genera incredulidad.

Esa primera etapa da pie a una de las más difíciles de afrontar: la negación. Es una etapa de sentimientos negativos y dolor. Posteriormente, llega lo que se vincula tradicionalmente al duelo, la etapa de tristeza y pesadumbre, pero progresiva asimilación. Todo este camino para, finalmente, llegar a la aceptación: ese momento en el que la tristeza y el dolor se evaporan para dar pie a las memorias, la nostalgia y los buenos recuerdos.

Vivir el duelo activamente

Las ideas para superar el duelo activamente implican tratar de acelerar la llegada de la aceptación. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las dificultades inherentes al proceso de duelo no pueden evaporarse sin más, sino que son intrínsecas al fallecimiento de una persona querida a la que va a echarse de menos. Hacerse falsas esperanzas o tratar de imaginarse una pérdida que no implique esa fase, por breve que sea, puede llevar a una frustración mayor que el propio duelo.

Una de las maneras de superar el duelo activamente es, por difícil que resulte, hablar de ello. Exteriorizar nuestras emociones, los sentimientos que esta etapa ha despertado en nosotros, es un gran paso adelante para la asimilación. No debemos autoconvencernos de que todo queda atrás cuando no es así, sino vivir y avanzar con naturalidad por este camino, buscando la mejor compañía posible y compartiendo lo que sentimos con alguien que sepa escuchar y empatizar.

Otra de las maneras más importantes que hay para superar las complejidades de una etapa de duelo es ponerse en manos de profesionales. Es una solución a la que algunas personas todavía se resisten, pues prefieren vivirlo de forma personal y en casa, pero que puede ayudarnos a encontrar los mecanismos psicológicos, emocionales y sociales que necesitamos para afrontar el duelo desde un prisma constructivo y edificante.

Perder a un ser querido no es fácil a nivel emocional, por lo que no podemos pensar que la solución va a ser sencilla. La forma de superar activamente el duelo es asumir que no va a ser un proceso de la noche a la mañana, que no hay un interruptor que ponga fin a los momentos complicados pero que está en nuestras manos poder vivirlo de una manera más positiva. Así conseguiremos que esa tristeza sea pronto un bonito recuerdo de quienes ya no están.

Pin It on Pinterest

Share This