La felicidad es una decisión que debemos abordar todos los días

— Andrés Corson

Diez películas para el duelo: terapia a través del cine

En momentos delicados, elegir bien unas películas para el duelo puede ayudar más de lo que parece.Las películas para el duelo quizá no puedan considerarse un género en sí mismas, pero hay multitud de ejemplos de obras cinematográficas cuyas sinopsis, historias y mensajes son de gran ayuda para personas que atraviesan momentos posteriores a la pérdida de un ser querido. De una u otra manera, muchas cintas dejan lecciones y enseñanzas en la ficción que pueden aprovecharse en el mundo real ante situaciones similares.


21 gramos. Un accidente une a los tres protagonistas de la película, cuyo metafórico título hace referencia al peso del alma. Esperanza, miseria y supervivencia se entremezclan en un filme que, cuando se estrenó en 2003, fue aclamado por la crítica. Además, muchos psicólogos se aferraron a ella como método de terapia, pues pese a su dureza y tensión transmite mensajes muy poderosos y elocuentes.

Ghost. Una preciosa historia de amor se interrumpe cuando uno de los miembros de la pareja es asesinado. Él, Patrick Swayze, trata de mitigar el dolor de ella, Demi Moore, permaneciendo en el mundo en forma de fantasma. Una obra fantástica y emotiva con muchas lecciones para el duelo entre líneas.

La habitación del hijo. La revista Cinemanía la calificó como un “escalofriante retrato de la muerte”. Trata la historia de una familia con dos hijos y una apacible vida en una pequeña localidad al norte de Italia, aunque su paz se ve truncada por un accidente. Una dura representación del enorme duelo que pone la pérdida de un hijo.

Más allá de los sueños. Un matrimonio sufre la muerte de sus dos hijos. Sumidos en el dolor, por si fuera poco, la mujer se queda viuda. Una película que trata la vida tras el fallecimiento, así como la soledad y dura realidad de la madre de familia que, en poco tiempo, pasa de formar parte de una familia feliz y normal a perder a todos sus seres queridos.

La vida de Calabacín. Calabacín, un pequeño chico, pierde a su madre. Además de lidiar con ese dolor a su corta edad, se ve obligado a adaptarse a una segunda realidad: un orfanato. La vida sin su madre se convierte en una realidad completamente distinta a todos los niveles, con una nueva familia y un hogar de acogida que al principio le resulta hostil.

Bambi. Al hablar de películas para el duelo es inevitable pensar en Bambi. Este clásico de la animación, estrenado en 1942, está protagonizado por animales cuyos sentimientos y emociones son perfectamente extrapolables al mundo humano. Bambi, el cervatillo alrededor del que gira la trama, se enfrenta a la pérdida de su madre en una obra sencilla y directa, pero también llena de matices y aprendizajes.

Big fish. Aunque William, protagonista de la película no tiene una gran relación con su padre, al enterarse de su enfermedad terminal decide ir a pasar con él sus últimos días. Esos momentos de aparente angustia sirven para que padre e hijo se sientan más unidos, y pese al poco tiempo restante se conozcan como hasta entonces no lo habían hecho.

Bajo la misma estrella. Es una película ideal para comprender el duelo anticipado. Pese a su carácter y estética adolescente, es una cinta cargada de emociones, que muestra cómo afrontar una enfermedad grave y cómo gestionar los sentimientos en situaciones así de extremas.

Siete almas. El ilustre Will Smith protagoniza este drama cargado de sentimientos. Redención, pesadumbre y conciencia son los grandes hilos a seguir durante la película, y tirando de ellos se descubre una trama de lo más reveladora.

The bucket list. Duelo anticipado en primera persona. Una de las películas para el duelo que trata el tema más abierta y directamente, a través de dos protagonistas que tienen una enfermedad terminal y quieren cumplir una lista de deseos antes de que llegue su hora. Una manera de afrontarlo positiva, divertida y entrañable a través de una película llena de buenos momentos y emociones enfrentadas.