La felicidad es una decisión que debemos abordar todos los días

— Andrés Corson

Día de la Madre: cómo homenajear la memoria de mamá

día de la madre

Mayo, tras su arranque festivo con motivo del Día del Trabajador, vive en su primer domingo una fecha muy especial y de arraigada tradición. Ese primer cierre de la semana tras el inicio del mes es el día en el que, en España, se celebra el Día de la Madre: una fecha en la que honrar, agradecer y conmemorar a las mujeres que han dado el paso de formar una familia.

Celebrar el Día de la Madre en compañía es muy sencillo. Se organiza un encuentro en familia, se busca el mejor regalo para sorprender, se dedica tiempo a la compañía de los seres queridos… Un sinfín de momentos positivos que se viven de manera diferente cuando la persona a la que se honra ya no está.

Fechas como la Navidad, el Día de la Madre, el Día del Padre o cumpleaños y días marcados en el calendario familiar pueden traer más nostalgia que alegrías. Una buena manera de que ese trago pueda llevarse con cierto positivismo es centrar el día en aquello que hacía feliz a la persona que no está: vivirlo tal como lo haríamos si la persona no se hubiera ido.

Para ello, la empresa alicantina Grupo ASV Servicios Funerarios cuenta con un proyecto denominado La Otra Esquela. Esta iniciativa trata de poner en manos de familias una plataforma con la que crear una esquela a medida. Pero no una esquela en su concepción más gris y tradicional, sino un recuerdo perdurable, colorido y centrado en aquello que hacía especial a la persona ausente y que unía a sus seres queridos alrededor de ella.

Con La Otra Esquela, una celebración como el Día de la Madre puede ser una fecha alegre y colorida aunque su protagonista ya no esté. Recuerdos personalizados cargados de simbolismo, con mucha carga personal y afectiva para que esa cercanía siga tan vigente como siempre y para ayudar a que el resto de la familia se una en torno a un recuerdo creado a imagen y semejanza de quien ya no está.

Simbolismo e historia sin fecha fija

El Día de la Madre, que por su carácter dominical no tiene un día fijo año tras año, no tiene un carácter oficial. Es un día especial en prácticamente todos los hogares y familias del país, que a nivel popular celebran esa fecha como pequeño homenaje a la figura materna.

Durante las primeras décadas del siglo XX, desde distintos frentes intelectuales e institucionales comenzaron a surgir voces que, de manera independiente, clamaban por conmemorar a las madres con un día para ellas.

Ese día, que se celebraba en distintas fechas y lugares de España, fue finalmente ubicado en el primer domingo de mayo por las autoridades eclesiásticas, que vieron en esta fecha una manera idónea de unir las tradiciones del mes de la Virgen con una celebración familiar que gozaba de gran arraigo popular. Hoy en día, es una fecha completamente asumida no solo a nivel familiar, sino comercial, como homenaje a todas las madres, tanto presentes como ausentes.