La felicidad es una decisión que debemos abordar todos los días

— Andrés Corson

Gestión del duelo y tecnología: superar una pérdida en el siglo XXI

Hoy en día, la gestión del duelo puede apoyarse en muchos servicios y tecnologías que hace años no existían.La gestión del duelo es uno de los trances más costosos de sobrellevar en momentos de pesar por el fallecimiento de un ser querido. El funerario es un sector en el que es muy importante la calidez y la preparación del personal: que cada miembro del equipo sea capaz de mostrar empatía desde el primer momento, se muestre resolutivo y detecte posibles necesidades antes de que la persona afectada las manifieste. Pero, además de limitarse a cumplir con los trámites, hay ciertos servicios y prácticas que se escapan a lo habitual y que pueden ser de mucha ayuda.

Más allá del abanico de servicios e infraestructuras tradicionales que la gran mayoría de empresas funerarias pone a disposición de sus usuarios, Grupo ASV Servicios Funerarios trata de que quien ha sufrido una pérdida no se encuentre solo en la gestión del duelo. Que cualquier duda, petición o emoción que sienta tenga una salida práctica que le ayude a seguir adelante en una etapa dura de su vida.

Uno de los servicios que se pone a disposición de los clientes es el uso de una red social llamada Alife. En ella, todos los familiares de un difunto pueden acceder a un perfil de la persona que ha fallecido, y conjuntamente construyen un muro de recuerdo y homenaje. Fotos, mensajes y recuerdos por parte de personas cercanas que pueden compartirse entre aquellos a quienes el duelo une. Es, además, un elemento más dentro del servicio integral de la funeraria, por lo que no requiere solicitarse expresamente.

Tras muchos años de servicios encasillados, los expertos de Grupo ASV Servicios Funerarios tienen clara una realidad: la misión de una funeraria no termina en el momento del entierro o la incineración. Por eso se ofrece un servicio de apoyo de getión del duelo aun tiempo después del fallecimiento. Hay guías hechas por psicólogos para aprender a manejar la situación emocional, manuales para que los niños sepan cómo hacer frente al pesar. Por ejemplo, a los niños que acuden a los tanatorios se les dan cuadernillos para colorear, pero no con dibujos corrientes. Cada ejercicio está diseñado para ayudarles a conocer y gestionar sus sentimientos.

Además, una vez al mes Grupo ASV Servicios Funerarios organiza la reunión de grupos de apoyo en los que clientes con recientes pérdidas cercanas pueden reunirse con personas en su misma situación. Un psicólogo coordina las sesiones, y trata de crear un entorno en el que los afectados estén preparados para gestionar sus emociones y poder continuar con sus vidas aprendiendo a lidiar con el dolor del fallecimiento de un ser querido.

Otra de las cosas que se pone a disposición de los clientes es una página de Facebook propia (‘Te acompañamos en el duelo’). Se trata de una comunidad de usuarios que, al igual que quienes acuden a los grupos de apoyo, comparten el haber perdido a personas importantes en sus vidas. En ella pueden publicar mensajes, herramientas útiles e información general sobre la gestión del duelo en cada uno de sus casos particulares. Todo ello pivota alrededor de otra de las ramas de la empresa en este aspecto, un blog llamado Apoyo al duelo.

La gestión del duelo puede ser más llevadera gracias a los nuevos servicios y tecnologíasTambién la empresa dispone de bibliotecas con un catálogo de libros de temáticas muy concretas que, de distintas maneras, ayudan a controlar la gestión del duelo. Su funcionamiento es el de cualquier biblioteca corriente, en la que sus usuarios pueden acceder a los libros, tenerlos prestados mientras los lean y posteriormente devolverlos.

Gestión del duelo: el antes y después

Todo este catálogo de opciones y servicios puestos a disposición de los clientes de una funeraria tienen un único objetivo: ayudar en un momento difícil. Se trata de ir más allá del servicio tradicional, de hacer muchas cosas que la mayoría de las personas ignoran que es capaz de hacer una funeraria.

Aunque en ocasiones es imprevisible saber que un momento de duelo va a darse, también hay acciones enfocadas a la prevención, divulgación y concienciación respecto al deceso como una etapa más de la vida, parte inevitable de la misma.

Por ejemplo, Grupo ASV Servicios Funerarios organiza y participa en conferencias de psicólogos especializados para ayudar a la gente a afrontar ciertos momentos puntuales relativos al duelo. Por ejemplo, pasar las primeras navidades, cumpleaños o aniversarios sin un ser querido. Es un servicio gratuito en el que se muestra a los clientes cómo comunicarse con la familia, qué rituales o protocolos seguir y de qué manera pueden sobrellevar los momentos complicados.

También la cultura tiene un hueco. Recientemente, Grupo ASV Servicios Funerarios participó en un ciclo de conferencias en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (Marq) acerca de los rituales funerarios que se seguían en la antigüedad, y de las similitudes que podían guardar con las prácticas llevadas a cabo hoy en día, miles de años después.

Otro de los eventos es el conocido como DEP Café. Se trata de organizar reuniones informales en lugares como cafeterías o restaurantes, y hablar de temas relativos a la muerte. No necesariamente sobre pérdidas concretas, sino sobre planteamientos personales y profundos: las preguntas que cada uno se hace, sus visiones y miedos. Es una forma de romper tabúes y ayudar a las personas a plantearse las cosas de otra manera, además de aprender a enfrentarse a la muerte como una realidad inseparable de la vida.Las cápsulas de ADN como recuerdo simbólico de un familiar pueden ser una buena forma de equilibrar la gestión del duelo

La tecnología al servicio de la gestión del duelo

Además de los blogs, redes sociales o servicios a través de internet que Grupo ASV Servicios Funerarios ofrece a sus clientes, la tecnología juega su papel en otros aspectos. Pese a que la gestión del duelo es algo puramente personal e interior, ciertos avances como estos pueden hacer que un momento de profundo dolor pueda ser canalizado de una forma más positiva.

Otra de las novedades tecnológicas en este sentido es el de las cápsulas de ADN que se ofrecen. Son unas pequeñas píldoras que guardan la información genética del difunto: a los familiares se les da la opción de guardar una, ya sea con fines médicos o, simplemente, como un mero recuerdo con valor simbólico que ayude a recordar a quienes ya no están.

La ayuda a la gestión del duelo por parte de Grupo ASV Servicios Funerarios es, en definitiva, una prueba de que el servicio funerario no empieza en el momento del fallecimiento y termina con la incineración o el entierro. La ayuda puede empezar antes y, sobre todo, terminar mucho después. Es un apoyo para normalizar la muerte, responder a preguntas que muchas personas se hacen y una mano sobre el hombro con la que poder contar para salir adelante.

Pero, ante todo, prima el respeto y la empatía. El bienestar y tranquilidad de las personas afectadas, amigos o familiares de un difunto, es lo principal. Por ello se prueban novedades, se sondea a los clientes desde la atención y deferencia y se mantienen las distancias ante un momento emocionalmente delicado.